Almudena Martínez ha inaugurado la exposición de los trabajos de los integrantes de la IV Residencia de Artistas en San Millán de la Cogolla

01/07/2019
Exposición

La coordinadora de la Fundación San Millán de la Cogolla, Almudena Martínez, ha inaugurado esta mañana la exposición de los trabajos que han llevado a cabo los integrantes de la IV Residencia de Artistas en San Millán de la Cogolla. Esta iniciativa, que tiene como objetivo promover la creatividad en un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad como son los monasterios de San Millán de la Cogolla, se enmarca en el programa Emilianensis. Descubre los monasterios de La Rioja.

En la presente edición han participado seis artistas que han trabajado durante dos semanas con diferentes lenguajes y técnicas artísticas, como la pintura, la fotografía, el arte textil y el reciclaje de materiales y sus obras se expondrán desde hoy y hasta el 1 de septiembre en el claustro alto del monasterio de Yuso.

La Residencia de Artistas es una iniciativa de la Fundación San Millán en colaboración con la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, y consiste en un modelo de mecenazgo artístico para creadores jóvenes que proporciona una experiencia única, ya que los artistas pueden desarrollar su trabajo, entre otros lugares, en el interior de los recintos monásticos de Yuso y Suso, un singular enclave pues allí se escribieron los primeros textos de nuestra lengua española y también fue el lugar que inspiró los versos del primer poeta de nombre conocido de nuestra literatura, Gonzalo de Berceo.

El tema genérico de esta edición es el valor universal excepcional que confirió la categoría de Patrimonio Mundial a los monasterios y a su entorno (la lengua, la historia, el arte, la arquitectura, el paisaje, sus gentes, los modos de vida, etc.). A partir de ello, los participantes han elaborado un proyecto para mostrar una visión personal de algunos de los valores patrimoniales del valle de San Millán, así, durante su estancia, han explorado el territorio y convivido con los vecinos para descubrir un patrimonio cultural, material e inmaterial, que se convierte en fuente de inspiración para su trabajo de creación.